Reformas integrales, conceptos básicos

Hacer una reforma en nuestra vivienda, la mayoría de las veces es un sueño, y se usan casi todos los recursos de la familia. Por lo tanto, es importante saber entender los presupuestos o trabajos que se realizan, para sentirnos bien con ella.
Muchas veces hablamos de los conceptos a tener en cuenta antes de empezar. Pero un presupuesto de reforma involucra muchos aspectos, y existen consideraciones que la gente no conoce y luego se sorprende por el precio final. Esto lo vemos a menudo en nuestro trabajo de coaching en arquitectura y decoración.

Veamos algunos puntos a tener en cuenta de los presupuestos, que mucha gente desconoce.

TRABAJOS PREVIOS O DEMOLICIONES:

Esto es básico para cualquier tipo de obra. Comprende el retiro de los elementos existentes, que se quieren cambiar para permitir la reforma. Como la demolición de paredes, alicatados, suelos, y todo lo que afecte al cambio, instalaciones viejas, carpinterías, etc.
Este trabajo involucra tres partes, primero el trabajo manual de romper, segundo el transporte de ese escombro generado por medios manuales a donde se ubique el contenedor o saco, y el alquiler de estos, que son el tercer punto.
Esta partida la pueden presupuestar por m2 o unidad de retiro o global por tiempo.

INSTALACIONES:

En general para cualquier reforma integral se necesitan varios profesionales, como fontaneros, electricistas, calefactores, instaladores de aire acondicionado si lleva, etc. Los albañiles también forman parte de ellas.
Antes de empezar cualquiera de ellos, ese tiempo de replanteo también es fundamental. Los instaladores replantean sus trabajos y los albañiles realizan lo que se llama “Rozas”, que son los surcos que se hacen en paredes si son de ladrillo para recibir tuberías o tubos, según cada caso.

Los albañiles las ejecutan y luego las cubren recibiendo el material de base que les dejan los instaladores, como por ejemplo los tubos que el electricista usará para pasar el hilo eléctrico o cuando los fontaneros instalan las tuberías se deben tapar con el material que se decida.

Cuanto más transparente sea el presupuesto, mejor para todos. Estos conceptos, la gente no suele tenerlos en cuenta, por desconocimiento, pero forma parte de todo presupuesto de una manera u otra.
Posiblemente estos sean muy técnicos, y te superen. Pero no pierdas los nervios, el mejor consejo que puedo darte para que esto no suceda, es que contactes con un técnico que se ocupará de todo..